Nuestras propuestas

ApiculturaMicologíaAgua de abastecimiento y depuraciónEnergíaResiduosOrdenación del territorioResiduosCulturaTurismo

El sector apícola de Castilla y León con 4170 explotaciones apícolas lidera la clasificación de explotaciones apícolas con el 16% del total nacional. Además, las alrededor de 380.698 colmenas con las que cuenta la comunidad, la sitúan como la tercera de España (el 15% del total nacional). La provincia de Salamanca concentra el 66% de los apicultores profesionales y el 76% de las colmenas de la región, además de tener el mayor número de colmenas por explotación, mientras que en León alrededor de un millar de personas se dedican a la apicultura.
4000 personas se dedican a la apicultura en Castilla y León y se factura una cantidad que ronda los 44 millones de euros. Además, el sector industrial productor de miel de la comunidad autónoma cuenta con 31 empresas y cooperativas que dan empleo de forma directa a 83 personas y que genera una facturación de 32 millones de euros.
La apicultura es además, una actividad ganadera estratégica por el papel que desempeñan las abejas melíferas en el medio natural, ya que se estima que de la labor de polinización de las abejas depende el 76% de la producción agrícola y el 84% de las especies de plantas.

Colmenas viejas

Ayudas ambientales
Hasta la fecha el sector se ha beneficiado de las ayudas agroambientales recogidas en el Programa de Desarrollo Rural de Castilla y León para los años 2007-2013, y de las ayudas para la mejora de la producción y comercialización de la miel. Subvenciones éstas que han servido en los últimos años para fomentar la actividad, consolidar la profesionalidad y aumentar la modernización de las explotaciones. (Ver AYG/79/2013, de 6 de febrero; BOCYL n.º 36 publicado el 21 de febrero de 2013); comenzando en el año 2015 las nuevas ayudas de dicho programa para el periodo 2014-2020 (ORDEN AYG/124/2015, de 18 de febrero; BOCYL n.º 37 publicado el 24 de febrero de 2015).

Situación en la Provincia de León

Aumenta espectacularmente el número de colmenas
Que algunas zonas de la provincia como La Maragatería, El Bierzo o La Cepeda… son zonas con una amplia potencialidad para el sector apícola es un hecho indiscutible, al igual que la calidad de la miel leonesa.

La crisis ha hecho que muchos miren a la apicultura como una salida profesional o complementaria a la economía familiar y las solicitudes para la instalación de colmenares, han aumentado considerablemente en los últimos dos años. Entre las posibles explicaciones para ello se encuentran de una parte que muchos ven en la miel y sus derivados una salida económica y de otra la expansión de profesionales apícolas procedentes de otras zonas de la comunidad autónoma en las que por las características del tipo de explotaciones (trashumantes) y el comienzo del periodo de estío mucho antes que en nuestra provincia, les obliga a movimientos hacia zonas más al norte, con el objeto de aprovechar las floraciones más tardías; comportamiento que previsiblemente se verá incrementado por el hecho de que según la ORDEN AYG/1129/2014, de 19 de diciembre, por la que se regulan las medidas de agroambiente y clima, contenidas en el Programa de Desarrollo Rural de Castilla y León (BOCyL 250 del 30 de diciembre de 2014) se seleccionaran favorablemente aquellas explotaciones apícolas ubicadas en Red Natura 2000 y zonas de montaña favorecen un periodo mínimo de cinco meses al año entre el 1 de abril y el 30 de noviembre de cada año, a la hora de conceder las ayudas.

Colmenas trashumantes

Por ello las zonas más despobladas de nuestra provincia, entre las que se encuentran algunas de nuestras comarcas sobre todo de media montaña, son las elegidas para esta expansión-colonización. Uno de los casos más llamativos es el que sucede en el ayuntamiento de Santa Colomba de Somoza donde el incremento fue del 80% entre los años 2011 y 2013 (y continúa subiendo).

Colmenas

En la mayoría de los casos la totalidad de los colmenares son trashumantes y propiedad de un solo apicultor procedente de otra provincia de la comunidad lo cual está generando no pocos problemas con los apicultores de nuestra provincia (ver por ejemplo La Nueva Crónica, 20-9-2014 y los problemas en la localidad de Porqueros en septiembre de 2014).

Propuestas
Al ritmo que vamos, las administraciones tendrán que empezar a trabajar ya en la regulación de estos colmenares, creando la legislación necesaria y adaptándola en cada caso a las peculiaridades de cada zona, para evitar esta desordenada colonización, la necesidad de ordenanzas municipales que regulen la actividad en cada municipio comienza a ser vital para ello, así como una nueva ley apícola de carácter autonómico que recoja esta nueva situación del sector y trate por igual a la apicultura tradicional y sostenible, que en la mayor parte de los casos se viene haciendo en la provincia de León, y a la apicultura trashumante proveniente de otras provincias y comunidades autónomas, en lugar de favorecer a esta última en detrimento de la sostenibilidad del sector como hace la actual.

Además de esta regulación urgente, la difícil situación con enfermedades que merman las producciones apícolas como la varroasis, la amenaza del avispón asiático (Vespa velutina) que ya se ha detectado en Galicia y amenaza con su entrada por El Bierzo y la imposible competencia con mieles introducidas de otras zonas del mundo se plantean como problemas de difícil solución en el sector para los próximos años.

Como medidas iniciales pretendemos poner en marcha una red de detección y seguimiento de la especie invasora que permita detectar su presencia en la provincia y paralelamente nos permita conocer la influencia que sobre las abejas tienen otras especies de nativas de avispas. Esta red se establecería entre colectivos de apicultores y los ayuntamientos con mayor actividad apícola.

La profesionalización del sector, que puede ser un recurso de enorme valor para el mantenimiento de población y recursos en zonas rurales, potenciar y dar a conocer la calidad de las mieles provinciales al igual que se ha hecho en otras comarcas y comunidades, como un recurso más de la provincia, que puede generar un nicho de trabajo y ocupación en zonas provinciales, que cada día necesitan más de estas oportunidades.

Debemos recordar que el sector apícola está en auge en los últimos años, según los datos del Informe de Indicadores del Sector Apícola del año 2013, de la Subdirección General de Productos Ganaderos del Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente de junio de 2014 la producción estimada de miel en el territorio nacional fue de 32.860 toneladas, de las que exportamos 21.284 toneladas, por lo que para hacer frente a un consumo de 33.672 toneladas anuales debimos importar 22.096.

El otro caballo de batalla se fija en que se etiquete el origen de la miel, en letras grandes y bien visibles, en todas las mieles y derivados que se comercialicen en España. Es habitual que se hable de iniciativas políticas para ello, de unos y de otros para salir en la foto, pero con el paso de los días suelen quedar nada.

En construcción

Apuesta por la depuración “verde”

La Directiva Comunitaria 91/271/CEE sobre el tratamiento de aguas residuales urbanas determinaba que “los Estados miembros velaran por que todas la aglomeraciones urbanas dispusieran de sistemas colectores para aguas residuales urbanas, a más tardar el 31 de diciembre de 2005, en caso de población de entre 2000 y 15000 habitantes equivalentes”.

El tratamiento de aguas residuales mediante sistemas naturales como son los humedales artificiales, esta cada vez más extendido y es una opción muy a tener en cuenta para pequeños y medianos municipios, debido a sus grandes ventajas derivadas de sus bajos costes de explotación y mantenimiento, gran calidad del efluente final, supresión completa de ruidos y también por su estética, que los hacen “invisibles” al integrarse en el paisaje. Además, requieren una menor superficie que otros sistemas naturales como el lagunaje, y son más flexibles y menos susceptibles a fluctuaciones de la carga contaminante que los sistemas convencionales.

En España se ha demostrado que los sistemas convencionales de depuración, aplicados a pequeños municipios, han tenido multitud de problemas de operación y mantenimiento, estando en la actualidad parados o abandonados. Esto no es debido a un mal proceso depurativo, ya que son sistemas perfectamente válidos y eficaces. El mayor problema que presentan estos sistemas convencionales aplicados a pequeñas poblaciones, deriva de sus elevados costes de operación y mantenimiento, difícilmente asumibles por las arcas municipales y cuyos costes, éstos repercuten a los vecinos.

Por esta razón, es cada vez más importante dotar a los pequeños núcleos de población con sistemas de tratamiento de bajo coste, como son los humedales artificiales.

Existen en la actualidad ejemplos de humedales artificiales a escala real en la provincia de León que se encargan de la depuración integral del agua residual de varias localidades.

En Bustillo de Cea se ha instalado un Mosaico Jerarquizado de Ecosistemas Artificiales (MHEA®), que consta de un pretratamiento físico, seguido de un humedal artificial compuesto por tres balsas que trabajan en serie. Una balsa es de aguas libres, en otra se ha plantado espadaña (Typha latifolia) y en la última lirio amarillo (Iris pseudacorus) y sauce (Salix atrocinerea). Este sistema natural de bajo coste se encarga de la depuración integral del agua residual urbana procedente del colector general de la localidad de Bustillo.

Bustillo

En Cubillas de los Oteros se ha instalado un Humedal Artificial similar al de Bustillo pero sin lirio amarillo en la última balsa y con la presencia de una fosa séptica en cabecera.

Cubillas

En Fresno de la Vega en el Lagunaje construido el agua residual llega a un pretratamiento físico y de ahí se distribuye a un lagunaje compuesto por dos lagunas anaerobias en cabecera que trabajan en paralelo, seguidas de una laguna facultativa y una laguna de maduración en serie. En Europa su uso está muy extendido y es una opción generalizada, no sólo para dotar de depuración a pequeños municipios, sino para tratar desde efluentes de viviendas unifamiliares, hasta aguas residuales de instalaciones industriales o incluso aeropuertos.

En Gradefes se sustituyo en el 2012 su antigua fosa séptica por un sistema biológico tipo balsa de decantación (de 210 m2) y digestión con plantación de espadañas (Thypha domingensis) en flotación.

Gradefes

 

¿Se ajustan los parámetros de vertido a lo que dictamina la Ley?
Desde el año 1999 investigadores de la Universidad de León comprueban si el efluente de estos sistemas se adecua a los valores exigidos por la Directiva Europea con un plan de muestreo mensual del agua de entrada y del agua de salida para cada humedal. Se analizan entre otros los sólidos en suspensión (SST), la demanda bioquímica de oxígeno a los cinco días (DBO5) y demanda química de oxígeno (DQO). Todas las analíticas mensuales realizadas a las depuradoras han estado de acuerdo con lo dictaminado por la vigente Norma Europea.

Uno de los mayores problemas que presentan los sistemas convencionales aplicados a pequeñas poblaciones, deriva de sus elevados costes de operación y mantenimiento. Por esta razón se realizó en la depuradora de Bustillo de Cea un presupuesto de mantenimiento anual, que reveló costes de depuración de 0,00015 €/litro.
Así mismo, en Gradefes la puesta en marcha del nuevo sistema de depuración verde consiguió reducir en un 60% el canon de control de vertidos que pagaba el ayuntamiento, lo que ha hecho que el ayuntamiento no repercuta los costes de depuración a los vecinos.

Por tanto, podemos concluir que los humedales artificiales son una solución económica, válida y eficaz, para dar respuesta al problema de la depuración de las aguas residuales municipales en pequeños municipios de Castilla y León.

Desde Ciudadanos Rurales Agrupados estamos apostando por ellos en aquellos núcleos de población cuyas características los permitan.

En construcción
En construcción

La propuesta de Ordenación Territorial (I)

La organización del territorio y saber que Instituciones tienen competencias sobre lo que sucede en ellos, es actualmente una de las mayores amenazas que tienen los Ciudadanos que habitamos  el mundo rural.

Ordenación

Sin prisa, pero sin pausa, los políticos de las Administraciones trabajan día a día en dicha organización.… pero sin que conozcamos cuales son los criterios con los que pretenden ordenar el territorio,  los servicios y los pros y contras que tienen los planes que nos van publicitando cuando les viene en gana.

Los que gobiernan no quieren contarlo y los que ejercen la oposición no se molestan mucho en preguntarles, y menos aun en contarnos después cuál es el chiringuito, (o chiringuitos) que nos quieren montar.

Ya es hora de que Ustedes se vayan enterando de cómo funciona lo que tenemos actualmente y qué es lo que nos quieren imponer, porqué estas reformas tienen más importancia de la se le dá, y al final supondrá como siempre, que nos vayan a rascar el bolsillo, sin que nos enteremos y sin que podamos protestar.

En los últimos años, no han parado de crear Instituciones intermediarias entre el dinero y los ciudadanos. Algunas ya venían de años de tradición (la Diputación), pero otras han sido creadas mucho más recientemente (Comunidad Autónoma y Grupos de Acción Local) para influir y repartir fondos públicos discrecionalmente y sin ningún criterio conocido.

Seis unidades administrativas (Instituciones o Gobiernos) influyen con sus políticas y legislación en el día a día de todos nosotros. A saber: la Unión Europea, el Estado Español, la Comunidad Autónoma, la Diputación Provincial, los Ayuntamientos y las Juntas Vecinales (donde las hay). Algunas pasan por la elección directa de los ciudadanos en las urnas, pero otras no, por ejemplo los Diputados Provinciales no son votados usted, sino que son elegidos por los Concejales de los Ayuntamientos de cada Partido Judicial. Usted no tiene opción de votar a los que nos “representan” en la Diputación Provincial.

A éstas instituciones, hay que unir las Mancomunidades que en determinados territorios prestarán servicios que son (o eran) competencia Municipal y los Grupos de Acción Local que manejan arbitrariamente importantes sumas de dinero, convirtiéndose así en auténticos grupos de poder comarcal.

  ¡Sobran instituciones y personas improductivas! Sobran las Diputaciones tal como están planteadas, las Comunidades Autónomas, los Grupos de Acción Local y falta más dinero para los Ayuntamientos y para las Juntas Vecinales, que son quienes realmente pueden y deben dar y gestionar de forma eficiente la mayoría de los servicios básicos a los ciudadanos. La apuesta en la Ordenación Territorial ha de basarse en las unidades comarcales, partiendo de las unidades geomorfológicas y basadas en el acervo cultural y social de la gente que las habita.

Pero resulta que los “sabios” del Estado quieren quitar Ayuntamientos y Juntas Vecinales y dejar los chiringuitos de las Diputaciones (dándoles más poder) y mantener los nidos de incompetencia y corrupción que suponen las Comunidades Autónomas y las empresas publicas asociadas a ellas que han montado a lo largo de los últimos años.

En esto como en todo, hay que evaluar con datos y números lo que nos ha llevado hasta aquí y eliminar aquello que es improductivo y corrupto. En esta Comunidad Autónoma, no son corruptos ni deudores la mayoría de los Ayuntamientos ni tampoco lo son las Juntas Vecinales. Si lo son las Diputaciones y las Comunidades Autónomas. Por lo tanto cuando algo se ve que no funciona, o se reestructura o se elimina, y esto no está sucediendo, muy al contrario nos siguen parasitando como si cualquier cosa.

Piensen siempre que toda reforma, (estructural o no) que se presenta nunca se plantea para eliminar políticos improductivos, ni instituciones inútiles, ni sus caciquiles formas de reparto e influencia. Se platea única y simplemente para que sus “chiringuitos pseudodemocráticos” se mantengan para lo mismo: lucrarse ellos y sus familiares, y premiar y castigar a amigos y enemigos a través de sus instrumentos legales y del reparto de dinero público.

En construcción

La palabra latina “cultus” significa cuidado del campo y del ganado. Actualmente empleamos términos como agricultura, horticultura o apicultura, y en su evolución a lo largo de la historia alcanza connotaciones metafóricas como el cultivo de cualquier facultad o formación de la mente.
En el momento actual podríamos definir la cultura como el conjunto de saberes, creencias y pautas de un grupo, incluyendo los medios naturales que sirven para que los miembros de una comunidad se comuniquen entre si y resuelvan sus necesidades.

Pendones
Si no nos atenemos a la definición anterior, los actos culturales deben ser propuestos para la mejora de una comunidad atendiendo sus necesidades y no las necesidades que surgen en los despachos donde apenas conocen los problemas e inquietudes de la población a la que va dirigida. No hacen falta grandes presupuestos y sí rentabilizar los recursos cercanos y de interés. No hacen falta grandes edificios ni grandes infraestructuras sino aprovechar los ya existentes de manera multidisciplinar. No hace falta personal y si la colaboración desinteresada y sin ninguna pretensión de la gente cercana, siempre con la humildad y el respeto que precisan los actividades desarrolladas desde una institución y dirigidas a las personas que han puesto su confianza en ellas. Tampoco hace falta llenar de actividades para engordar currículos de unos y otras.
Las actividades culturales irán dirigidas a todo tipo de público para ellos, para ellas, para los que van, para los que vienen, para los niños, para los jóvenes, para los viejos, para los de fuera para los de dentro, hasta conseguir la consolidación tanto de las costumbres ya asentadas y como de las nuevas.

Petroglifo
Siempre tendrán un feed back o retroalimentación, tanto para los responsables de su organización como para sus receptores, analizando en todo momento los resultados positivos o negativos, que indicaran si es necesario profundizar o desecharla por falta de interés por el público a la que va dirigida.
Los objetivos principales son el respeto y mejora del patrimonio artístico-cultural, folclore (artesanía, bailes, costumbres, cuentos, historias orales, leyendas, música, proverbios, …), el respeto y mejora del medio ambiente, la tolerancia y ayuda a los sectores de la población más desfavorecidos.

Patrimonio
Otro objetivo fundamental será la mirada al futuro y la dinamización de las zonas rurales como el sustento de una sociedad moderna y avanzada donde nuestros niños y jóvenes llenen sus expectativas y los mayores tengan la vida digna con todas las comodidades que se merecen.

MonasterioLa cultura tiene que llegar con las manos limpias para ayudar a reparar las necesidades de todo tipo que han desolado en los últimos años, para mejorar y mirar al futuro con ilusión, desde las zonas rurales, como motor de una sociedad sana y constructiva tan necesaria en el momento actual.

Para una visión del interior de las iglesias de Gradefes y San Miguel de Escalada haga clic aquí

En construcción